Para conocer la historia de la Quesería Rubicón, tenemos que remontarnos a 1920 cuando la familia Reyes, asentada en el pueblo de Femés, contaba con un pequeño rebaño de cabras para la subsistencia de la numerosa familia. Siendo esta actividad combinada con la agricultura, conseguían los prestigiosos cereales, como el trigo y la cebada, para la obtención del gofio ya que éste suponía el condumio alimentario siendo este combinado con la leche de su ganado.